fbpx

Prácticas de Enfermería en Residencia Beloso Alto
04/03/2016

La semana pasada María Goñi, de 21 años, y Roberto Arróniz, de 22, ambos estudiantes de 4º año de Enfermería, terminaban sus prácticas en Residencia Beloso Alto. Minutos antes de que finalizasen su último día nos juntamos con ellos para que nos hablasen sobre su experiencia.

P- La enfermería es una profesión muy vocacional, ¿qué es lo que os llevó a elegir esta profesión? 

Roberto- Mi abuela padeció alzhéimer y tuvimos que cuidarla en casa, estar en esa situación es lo que me motivó a querer cuidar a otras personas.

María- Yo a raíz de leer “La rueda de la vida”, un libro que trata sobre cuidados paliativos. Me hizo sentir curiosidad por el tema.

P- ¿A qué parte de la enfermería es a la que os gustaría dedicaros?

María- La verdad es que nunca había pensado en geriatría, pero después de esta experiencia reconozco que me ha gustado bastante, es una opción que me planteo también, junto con cuidados paliativos.

Roberto- He realizado prácticas en muchas otras áreas que también me han gustado y que tampoco descarto. Es complicado.

P- Después de 4 años de carrera, ¿seguís manteniendo la misma vocación que en los inicios, u os habéis encontrado con momentos duros que os han hecho reflexionar? 

María- Más bien al revés, al principio no tenía claro como iba a ser la carrera y me daban un poco de miedo las primeras prácticas, pero conforme vas avanzando, te das cuenta de que realmente te gusta y de que te quieres dedicar a eso.

Roberto- Yo sí que llegué a plantearme si continuar o no estudiando cuando hice prácticas en una unidad en la que no estuve agusto. Decidí avanzar un poco más, y, efectivamente, solo fue una mala experiencia, me he dado cuenta de que no me he equivocado.

P- En este periodo de prácticas en Residencia Beloso Alto. ¿Qué es lo que más os ha sorprendido?

María- Lo agradecidos que son los ancianos. Como, con muy poco, se sienten realmente agradecidos.

P- El trabajo con personas mayores puede ser muy duro en ocasiones, ¿cuál consideráis que es la parte más difícil de tratar con un anciano, el deterioro físico, o el deterioro cognitivo?

Ambos- Cognitivo.

Roberto- A veces es muy difícil hacerles entender muchas cosas. Son de ideas fijas, es realmente complicado. Si tienen una demencia muy complicada es muy difícil entenderte con ellos.

María- Cuando te dicen que se quieren ir a dormir a su casa y no se acuerdan o no entienden que no pueden, que se tienen que quedar aquí…

P- ¿Qué es lo que más os ha costado, el trabajo más duro, durante los meses en la residencia?

María- Sí, es eso, cuando ves a alguien que está muy deteriorado, sobre todo mentalmente y ves que no puedes hacer nada por que esté bien. La comunicación es muy importante.

P- ¿Y la parte buena?, ¿con qué os quedáis?

María- Trabajar con los ancianos es agradable, agradecido. Y el trabajo en equipo en esta residencia, es muy bueno.

Roberto- Sí, hemos estado muy bien aquí.

P- Contarnos una anécdota, divertida o inusual que hayáis vivido trabajando con personas mayores.

Roberto- La mañana de Carnavales nos disfrazamos todos con frutas de papel y pusimos música en el salón, estuvimos bailando con los pacientes y nos lo pasamos todos realmente bien, sobre todo ellos. Creo que necesitan cosas así, que les hagan divertirse y que les ayuden a sentirse mejor.

practicas2